domingo, 31 de agosto de 2014

Scones de Cheddar, Pimentón y Cebolleta






Pues ya estamos a fin de mes, fin de agosto, fin de vacaciones y fin de muchas cosas.

Sin embargo hoy, como cada fin de mes, toca publicar receta del reto de las cocinillas que seguimos a Lorraine Pascale.





Hoy ha tocado encender el horno, con estos calores, para preparar unos scones salados e integrales que son un picoteo muy rico y saludable.

En mi casa han gustado hasta los niños, aunque personalmente a mi no me haya terminado de gustar, tanto como a ellos, quizá porque esperaba que la textura fuera más de un pan que de un bollo, o quizá por la harina integral que siempre le aporta un toque y sabor diferente, pero aún así esta para darle un bocadito, aviso, son adictivos y llenan bastante.







Y ahora os dejo con la receta.




INGREDIENTES:

2 cebolletas
200 gr. de harina
100 gr. de harina integral
2 cucharaditas de levadura en polvo
70 gr. de mantequilla
50 gr. de mascarpone
2 cucharaditas de pimentón
1 cucharadita de sal
100 ml. de leche
50 gr. de queso cheddar en daditos  y un poco más rallado fino para decorar
1 huevo batido
Aceite de Oliva Virgen Extra



ELABORACIÓN:

1. Precalienta el hrno a 180º calor arriba y abajo y prepara una bandeja con papel de hornear.

2. En una sartén pon un poco de aceite a fuego medio bajo. Limpia y pica las cebolletas en dados. Pocha muy despacio en la sartén. Debe quedar blanda y no tomar color ni tostarse.

"Si hay niños en casa que van a comer estos scones, pica lo más fino posible para que no se encuentren la cebolla en la masa."

3. En un bol, pon las dos harinas, la mantequilla, el mascarpone, la levadura, el pimentón y la sal y trabaja la masa con el accesorio mezclador de tu robot o KitchenAid.

"La masa se quedará formando migas muy pequeñas y sueltas."
"Si quieres hacerlo a mano, pon los ingredientes en un bol y pellizca con los dedos la mantequilla y el mascarpone contra la harina, frotando hasta formar migas."

4. Añade la leche, la cebolleta pochada y los dados de queso cheddar. Mezcla hasta integrar con la masa.
5. Sobre un silpad vierte la mezcla y haz una bola, aplana con las manos hasta una altura de 2 cm y ve formando los scones con un cortador de 6 cm rizado. Evita girar el cortador para cortar la masa, solo aprieta hasta el fondo. Pon cada Scone sobre la bandeja de hornear. 

"Vuelve a agrupar la masa sobrante, forma una bola y vuelve a aplanar con las manos hasta una altura de 2 cm. Repite la formación de los scones hasta terminar la masa."

6. Bate el huevo y pincela la superficie de cada scone con el huevo batido. Espolvorea con cheddar rayado finamente e introduce la bandeja en el horno.

7. Hornea durante 15-20 min hasta que estén dorados. Servir calientes.

"Puedes hacerlos con tiempo y darles un toque de micro antes de servir. Así se fundirá el cheddar de su interior."






Se nota que hay blogger de vacaciones y en este reto somos muy poquitos, pero por favor, no dejéis de visitar sus aportaciones.

Susana, de http://teconlimonycanela.blogspot.com

Victoria, de http://hoycocinavivi.blogspot.com

Marisa, de http://marisaenlacocina.blogspot.com.es







sábado, 30 de agosto de 2014

Café Helado al Estilo de la Casa Grande




Hoy voy a dejaros una receta muy fácil, muy divertida y muy rica de cuando yo era pequeñita pequeñita.

Cuando yo era chiquitita, en aquellos veranos que pasaba en el pueblo, entre tantos recuerdos, de los buenos, rememoro con especial cariño la sobremesa que teníamos una vez recogida la mesa y fregados los cacharros.

Se barría la cocina y con la persiana bajada para evitar el paso del calor sofocante, se escuchaba como silbaba el café a borbotones en la vieja cafetera italiana, deslustrosa por el uso. 

Se sacaba el azúcar, vasos y helado de nata o de vainilla. Y preparábamos una de las bebidas que más me gustaban disfrutar cuando vivía mi abuela y nos quedábamos viendo la telenovela con ella, mientras daba cabezadas y no se enteraba de lo que pasaba entre Carlos Alfredo y Cristal.

Esta receta va a ser distinta a cualquiera, 

Os la voy a explicar únicamente con ímágenes, así que es imposible que os perdáis.



INGREDIENTES:

Café solo
Azúcar
Helado de vainilla o nata
Hielo











Espero que os haya gustado. No deja de ser un estilo café frappé muy de andar por casa, pero que me encanta.

viernes, 29 de agosto de 2014

Helado de Nata





Pues resulta que me atrevo con el helado de turrón, con el de chocolate blanco, con el de salmorejo... Y el más básico de los básicos ni lo intento.

Y es que claro, que tu madre te diga que le hagas helado de nata porque es su helado favorito... Presiona a cualquiera que se precie.

Hacer helado de nata no es fácil, uno dice, vale, nata, leche, azúcar y a la heladera, y después se equivoca y lo lleva al congelador. Pues no, señores, a eso se le llama helado al estilo Philadelphia, y hay que comerlo en el momento de hacerlo o se pondrá duro como una roca.

(Hago un inciso, así, hablando bajito bajito para que nadie se enteré, que en mi intento por sacar una bola de este helado, rompí el funderelele, si, el cacharro para sacar las bolas de helado...).

Así que el intento de helado de nata quedó en fracaso...

De sobra se que el huevo le da cremosidad a los helados, que de esto saben mucho los italianos y los franceses... Pero fui a lo rápido... y claro... Lo pagué caro.

Aquí os dejo la receta mejorada, a ver si os da buen resultado. A mi al menos no se me ha roto ningún otro mango de "sacabolas-funderelele".





INGREDIENTES:

400 gr. de nata 35.1 % m.g.
100 gr. de leche
2 cucharadas de azúcar invertido
50 gr. de azúcar blanco
3 huevos


ELABORACIÓN:

Elaboración en Thermomix

1. Pon la mariposa sobre las cuchillas y añade las claras de huevo y pon la tapa y el cubilete. Sin programar tiempo pon velocidad 3 y medio. Tardará aproximadamente en montarse 1 minutos por huevo. Reserva aparte.

2. En el vaso de la Thx pon la leche y las yemas de huevo y programa 4 min. velocidad 3 y 37º.

3. Añadir los azúcares y mezclar 10 segundos a velocidad 3.

4. Incorpora la nata al vaso y mezcla 5 segundos a velocidad 6.

5. Por último, cuando la mezcla haya enfriado bastante,  agrega al vaso las claras de huevo montadas a punto de nieve y mezclar 10 seg. velocidad 4-5 o hasta que esté integrado.

6. Prepara la heladera, pon en marcha añade la mezcla por el bocal. Una vez terminado el tiempo de mantecar, que son 40 min. vuelca el helado de nata cremoso en un tupper y lleva al congelador.

7. Saca del congelador 15 min. antes de utilizar.

"En el caso de no disponer de heladera, pasa la crema a un envase apto para congelador. Congela una hora, saca, mezcla la crema, vuelve a meterlo otra hora, mezcla y repite esta operación unas 2 veces más."


 





Elaboración en Tradicional

1. Con tu robot, con tu batidora de barillas, a mano o con tu KitchenAid, monta las claras a punto de nieve y reserva.

2. En un cazo a fuego suave, pon la leche y las yemas de huevo y remueve lentamente durante unos minutos hasta que la mezcla se haya templado. Reserva hasta que se enfríe.

"Ojo, no tiene que llegar a hervir ni calentarse en exceso porque la yema se cuajaría. Simplemente templar la leche."

3. Añadir los azúcares y mezclar hasta que se disuelvan. Puedes hacer este paso con la mezcla aun templada.

4. Incorpora la nata y mezcla hasta que esté bien integrado.

5. Por último. agrega al vaso las claras de huevo montadas a punto de nieve y mezclar con ayuda de una espátula, realizando movimientos envolventes.

6. Prepara la heladera, pon en marcha añade la mezcla por el bocal. Una vez terminado el tiempo de mantecar, que son 40 min. vuelca el helado de nata cremoso en un tupper y lleva al congelador.

7. Saca del congelador 15 min. antes de utilizar.

"En el caso de no disponer de heladera, pasa la crema a un envase apto para congelador. Congela una hora, saca, mezcla la crema, vuelve a meterlo otra hora, mezcla y repite esta operación unas 2 veces más."








jueves, 28 de agosto de 2014

Mermelada Casera de Melocotón





Me encantan los melocotones. Todas estas frutas de verano son espectaculares, dulces y refrescantes son ideales después de cada comida. 

Ningún año me sobran melocotones... Ningún año tengo excusa para hacer mermelada, pero este año, no se porque no hemos comido mucha fruta en casa, demasiadas comidas y cenas fuera han hecho que aquellos melocotones comprados hayan tenido por fin un final que endulzará nuestros desayunos y postres invernales.

La receta no tiene mayor misterio: Fruta, azúcar y limón. 

Eso si, la proporción de azúcar hace que no sea una mermelada demasiado dulce y la densidad recuerda casi a los potitos de frutas de cuando era pequeña. Y es que así es como me gusta a mi esta mermelada...

¡Como lo voy a disfrutar!



INGREDIENTES:

1 kg. de melocotones
500 gr. de azúcar
zumo de 1/2  limón


ELABORACIÓN:

Elaboración Tradicional:


1. Pela y deshuesa los melocotones, pica en trozos pequeños y agrega junto con el azúcar y el zumo de limón en una cazuela.

2. Cuece a fuego medio - bajo sin dejar de remover durante 45 min. hasta que caramelice y tenga textura densa.

"El tiempo de cocción dependerá de tus gustos personales: si te gusta la mermelada densa, líquida... Y por supuesto, dependerá del liquido inicial que aporte la fruta. A mayor liquido o zumo, más tiempo de cocción."


3. Tritura con una batidora según tus preferencias.

"A mi no me gusta encontrarme con trozos de fruta pero si no es vuestro caso, tritura la mezcla solo 3-4 segundos."
"Mientras se hace la mermelada, en una cazuela hierve 15 - 20 minutos tarros de cristal limpios y sin etiquetas, junto a sus respectivas tapas." 


4. Saca los tarros de cristal e inmediatamente llena con la mermelada hasta arriba dejando medio centímetro desde la mermelada hasta el borde del tarro. Pon la tapa y da la vuelta a los tarros. Deja reposar durante un par de días. Esto hará que al enfriarse se haga el vacío.

"Para mayor seguridad, aunque en el caso de las mermeladas no es necesario, puedes hervir los botes tapados al baño maría durante 20 minutos."





Elaboración en Thermomix:


1. Pela y deshuesa los melocotones, pica en cuartos. Pon en el vaso de la Thx y programa 4 minutos velocidad 5.

2. Agrega el azúcar y el zumo de limón al vaso de la TH.

3. Programa Temperatura Varoma, velocidad 1, durante 35-45 minutos.

"El tiempo de cocción dependerá de tus gustos personales: si te gusta la mermelada densa, líquida... Y por supuesto, dependerá del liquido inicial que aporte la fruta. A mayor liquido o zumo, más tiempo de cocción."

4. Terminado el tiempo, comprueba la densidad y tritura a velocidad 10 durante 15 segundos. Programa unos minutos más si la mermelada aún está liquida.

"A mi no me gusta encontrarme con trozos de fruta, pero si no es tu caso, tritura la mezcla solo 3-4 segundos."
 "Mientras se hace la mermelada, en una cazuela hierve 15 - 20 minutos tarros de cristal limpios y sin etiquetas, junto a sus respectivas tapas." 


5. Saca los tarros de cristal e inmediatamente llena con la mermelada hasta arriba dejando medio centímetro desde la mermelada hasta el borde del tarro. Pon la tapa y da la vuelta a cada tarro. Deja reposar durante un par de días. Esto hará que al enfriarse se haga el vacío.



"Para mayor seguridad, aunque en el caso de las mermeladas no es necesario, puedes hervir los botes tapados al baño maría durante 20 minutos."





miércoles, 27 de agosto de 2014

Tomate Frito a Fuego Lento en Cocotte






Formas de hacer tomate frito hay muchas.

En la famosa Thermomix, en las ollas programables, en la olla a presión, en sartén...

La manera en la que te voy a enseñar a hacer el tomate frito con solo tomate, es a fuego, no lento, lentísimo, en mi querida cocotte de Le Creuset. 

Viendo la buena producción de tomates que hemos tenido con el huertecito, y para darle un respiro a la thx donde la capacidad para hacer salsa es limitada a más o menos un kilo y medio, se me ocurrió hacer una cantidad grande de tomates en mi cocotte. Nada más y nada menos que cinco kilos del tirón.

La receta más o menos es la que mi madre hacía en casa cuando mi hermano y yo eramos pequeños, pero, prescindiendo de los añadidos que a ella le gusta echar, como la cebolla y el pimiento.

Quien le iba a decir a ella hace ventitantos años que yo, iba no solo a comer tomate frito casero, sino también a prepararlo.

De niños eramos altamente manipulados por la publicidad, que nos metían por los ojos y empezabas a desechar lo casero y tradicional para abandonarte a lo industrial y enlatado, como si aquello fuera mejor, más sabroso tal vez, pero, ¿mejor?

Lo bueno que te dan los años y la experiencia es que maduras y al final, retornas a los viejos tiempos, a lo tradicional , a lo lento y pausado, y empiezas a valorar aquello que no dabas valor cuando eras niña.

Y es que a través del paso del tiempo es cuando uno se da cuenta de lo que tuvo, perdió y no supo disfrutar.

La vida es para disfrutarla, en buena compañía y con buenos alimentos.

La elaboración de esta salsa de tomate frito es muuuuy lenta, es un poco trabajosa por el tema de embotar, conservar etc... pero merece la pena aprovechar buenos tomates, recién cogidos de la mata y un poco de tu tiempo, para hacer una salsa con el sabor de antes.

Y por supuesto, recuperar esos sabores perdidos y valorar el trabajo de una madre, que se pasaba metida todo el día en la cocina, con la radio puesta escuchando canciones dedicadas, y que aún le quedaba tiempo de asearte, darte el desayuno, hacer la casa, la comida, limpiarte los mocos y jugar contigo mientras la cazuela hacía chup-chup.







INGREDIENTES (para 2 kg de tomate frito - 6 tarros de 350 gr.):

5 kg. de tomates
5 cucharaditas de sal
10 cucharaditas de azúcar (mitad blanco y mitad moreno)
325 ml. de aceite de oliva virgen extra



ELABORACIÓN:

1. Lava los tomates, quita los pedúnculos y corta en cuartos. Reserva.

2. Poner la cocotte a fuego medio con el aceite y calentar.


"La cocotte solo necesita poner a una temperatura media baja porque el hierro de la cazuela coge mucho calor."

3. Echa todos los tomates en el aceite caliente y rehoga durante una hora, removiendo de vez en cuando.

"Para hacer más duradera tu cazuela y evitar que se raye, utiliza una espátula de silicona o una cuchara de madera."


4. Cuando los tomates hayan soltado todo el agua y comience a hervir, añade la sal y el azúcar y baja el fuego al mínimo. Debes mantener la cocción hasta que el liquido se evapore y haya reducido hasta convertirse en una salsa espesa.

"Conviene que vayas probando el punto de sal y el grado de acidez que van tomando la salsa y adaptarla a tus gusto personales. Yo aquí te he puesto tal cual yo lo he puesto, pero como siempre, dependerá mucho de los tomates."
"El tiempo de reducción variará en función de la cantidad de tomates y del agua de contengan. En mi caso, cinco kilos han supuesto un total de 6 horas desde el rehogado inicial hasta la reducción total de la salsa."

5. Una vez terminada la salsa, llega el turno de quitar las pieles y pepitas. Para ello ve pasando la salsa por un pasapurés.

"El pasapurés viene muy bien para el tomate frito, porque separamos gran cantidad de pieles y pepitas, aunque aún podremos sacarle más jugo a esas pieles."
"Una vez que tenemos las pieles, comprobarás que aún se puede extraer salsa de tomate: pasa las pieles por un chino y bate con una batidora de brazo sobre las pieles. Conseguirás sacar como en mi caso, hasta medio kg más de salsa, y las pieles quedarán reducidas únicamente a un puñado."
"¿Porque no paso todo por el chino desde el principio? Porque el tomate frito casero que estoy haciendo lleva aceite y si batimos se emulsiona y el color rojo intenso se convertiría en un naranja nada apetecible. Sin embargo, batir las pieles no lo dejará  demasiado anaranjado, baja uno o dos tonos la intensidad del rojo y mezclado con el resto de salsa obtenida del pasapurés, hará que esa pequeña posible emulsión sea imperceptible. Este es mi truco, pero puedes hacerlo como más te convenga."
"¿Se pueden echar los tomates pelados? Si, se puede, pero yo soy muy mala pelando tomates, creo que se queda mucha carne y para mi, la forma que te detallo es la que más aprovecho el tomate." 

6. Por ultimo, para conservar el tomate frito puedes hacerlo de dos maneras distintas.

"1. Si lo haces con la salsa en caliente bastará que llenes tarros de cristal nuevos y lavados, o esterilizados previamente en agua hirviendo, y dándoles la vuelta, reservando hasta que enfríen completamente."
"2. Si lo realizas con la salsa fría (por falta de tiempo, porque se ha hecho tarde, porque lo dejas para el día siguiente...), solo tienes que llenar los botes nuevos y lavados, o esterilizados previamente con agua hirviendo, ponerlos en una cazuela con agua hirviendo y dejarlos haciendo el vacío durante 30 min. Saca con cuidado y voltea. Reserva hasta que se enfríen."

"Hay que tener muy en cuenta cinco cosas a la hora de envasar: que los botes sean de cristal o vidrio, que estén perfectamente esterilizados, que las tapas sean las adecuadas y estén completamente libres de oxido y también esterilizadas, que hay que llenar los tarros prácticamente hasta arriba y por último, que los tarros hay que cerrarlos fuertemente."






miércoles, 13 de agosto de 2014

Cake Tropical Integral






Se terminaron mis vacaciones estivales...

Atrás quedaron estos días de descanso familiar. Me lo he pasado de maravilla, he disfrutado muchísimo de cada día y para ser sinceros... no me apetecía volver a la normalidad.

Es asombroso de que manera tan rápida he conseguido desconectar del trabajo diario, esto me ha proporcionado un autentico descanso mental y corporal.

Pero ya volvemos a la carga, y aunque hasta septiembre me meteré de lleno en las rutinas cotidianas, ayer ya estaba aburrida de tanta tostada y echando de menos hacer un bizcocho para los desayunos.

El calor en Madrid es insoportable, y la verdad, encender el horno no era la mejor opción... No había caído en la cuenta de que la panificadora sirve para muchas más cosas que hacer panes.

Para ser el primer bizcocho que se me ocurre hacerlo aquí, ha salido de rechupete.

Además, hay que tener en cuenta que es integral, hecho con yogur y fruta, lo que le hace diferente en cuanto a textura y sabor. 








Me gustaría que os animarais a hacerlo porque es altamente recomendable.




INGREDIENTES:

275 gr. de harina integral
100 gr. de harina todo uso
1 cucharadita de levadura en polvo
200 gr. de azúcar moreno
125 gr. de aceite de oliva virgen extra
4 cucharadas de yogur biológico
2 cucharadas de crema de coco (o de leche de coco)
3 huevos
1 lata pequeña de piña
Azúcar y miel




ELABORACIÓN:

Elaboración Tradicional:

1. Precalentar el horno a 200º.

"En mi caso y con estos calores, he utilizado la panificadora para hacer este bizcocho, de esta manera ahora energía y sobre todo no sobrecargo de calor mi cocina. Para ello, solo tienes que seguir todas las instrucciones excepto encender el horno, preparar la cubeta igual que si fuera el molde y una vez preparada la masa volcar sobre la piña, colocar la cubeta en la panificadora, seleccionar el programa de horneado (en el caso de la panificadora del Lidl es el programa 12), tueste medio e iniciar programa. En una hora tienes listo este bizcocho integral."
"Si ves que el bizcocho está algo blando o crudo por arriba vuelve a poner el mismo programa y deja cocer de cinco en cinco minutos hasta que lo notes a tu gusto." 


2. Prepara un molde para hornear que sea desmoldable. Pon un papel de horno en la base y engrasa con mantequilla o con spray desmoldante. Añade azúcar y miel por toda la base. Coloca las rodajas de piña en la base encima de la miel y reserva.

3. En un bol mezcla todos los ingredientes húmedos (aceite, yogur, coco, huevos y el jugo de piña) y bate ligeramente con una barilla. A continuación añade poco a poco las harinas, la levadura y el azúcar e incorpora a los ingredientes líquidos hasta obtener una mezcla homogénea. 

4. Poner toda la mezcla en el molde preparado.

5. Baja el horno a 180º y hornead durante 35 min o hasta que al pinchar con una aguja salga completamente limpia.

6. Deja enfriar sobre una rejilla y voltea sobre un plato de servir para que la piña quede en la parte superior.







Elaboración Thermomix:


1. Precalentar el horno a 200º.
"En mi caso y con estos calores, he utilizado la panificadora para hacer este bizcocho, de esta manera ahora energía y sobre todo no sobrecargo de calor mi cocina. Para ello, solo tienes que seguir todas las instrucciones excepto encender el horno, preparar la cubeta igual que si fuera el molde y una vez preparada la masa volcar sobre la piña, colocar la cubeta en la panificadora, seleccionar el programa de horneado (en el caso de la panificadora del Lidl es el programa 12), tueste medio e iniciar programa. En una hora tienes listo este bizcocho integral."
"Si ves que el bizcocho está algo blando o crudo por arriba vuelve a poner el mismo programa y deja cocer de cinco en cinco minutos hasta que lo notes a tu gusto." 


2. Prepara un molde para hornear que sea desmoldable. Pon un papel de horno en la base y engrasa con mantequilla o con spray desmoldante. Añade azúcar y miel por toda la base. Coloca las rodajas de piña en la base encima de la miel y reserva.

3. Poner todos los ingredientes en el vaso de la Thermomix y mezclar a velocidad 3 durante 50 segundos.

4. Poner toda la mezcla en el molde preparado.

5. Baja el horno a 180º y hornead durante 35 min o hasta que al pincha con una aguja salga completamente limpia.

6. Deja enfriar sobre una rejilla y voltea sobre un plato de servir para que la piña quede en la parte superior.







viernes, 8 de agosto de 2014

Natillas de Jengibre





Hoy os traigo una receta de natillas con un toque exótico y especial, una especia que a mi me gusta mucho, por el frescor que aporta y porque es un postre de natillas con diferente sabor.

Esta receta puedes prepararla en un momento por la mañana y degustarla fresquita por la noche. A nosotros nos encanta y la galleta húmeda y quebradiza mezclada con la natilla me trae recuerdos de antaño cuando mi madre hacía natillas caseras con aquellos estupendos huevos camperos recién cogido de entre la paja.

Sacar vuestras cucharas y saborear.




INGREDIENTES (6-8 personas):

120 gr. de azúcar moreno
4 huevos
600 ml de leche
Esencia de vainilla (unas gotas) o vainilla en rama
1/2 cucharadita de jengibre en polvo
6 galletas tipo María

Maicena (opcional)


ELABORACIÓN:

Elaboración en Tradicional:


1. En un cazo por la leche con el azúcar a hervir sin parar de remover para que no se pegue el azúcar. Aparta del fuego.

2. Mientras se va templando la leche, bate los huevos con el jengibre en polvo, la vainilla.

"Hay personas que añaden maicena en ese paso para ayudar que se espesen."

3. Añade el huevo batido, poco apoco sin dejar de batir con unas barillas.

4. Pon otra vez al fuego medio y sin dejar de remover espera a que empiecen a espesar. Una vez hayan espesado a tu gusto, vuelca en los vasitos, coloca una galleta encima y deja enfriar. Conserva en el frigorífico hasta el momento de servir.

"El color de esta natilla es bastante clarito, si quieres un amarillo más bonito sustituye los huevos por 6 yemas."






Elaboración en Thermomix:

1. Pon todos los ingredientes en el vaso de la THX (menos las galletas) y programa 10 min. temperatura 90º velocidad 4.

2 Terminado el tiempo vuelca en vasitos, coloca una galleta encima y deja enfriar. Conserva en el frigorífico hasta el momento de servir.

"Es importante que la leche esté a temperatura ambiente porque si no fuera así necesitarás ampliar el tiempo de cocción."
"El color de esta natilla es bastante clarito, si quieres un amarillo más bonito sustituye los huevos por 6 yemas." 








miércoles, 6 de agosto de 2014

Guisantes con Jamón Cocido





Que poquito apetece meterse en la cocina con este tiempo.

Hoy como el otro día también te traigo una receta muy rápida y muy nutritiva a la vez que ligera.

Esta es la versión rapidísima, solamente tardas 15 min. Así que ¿a que estás esperando? Ir con prisas no significa que no puedas comer bien.




INGREDIENTES (4 personas):

400 gr. de guisantes frescos o ya cocidos
4 lonchas de jamón cocido gruesas
2 huevos
Salsa de tomate frito
1 ajo grande
Aceite de Oliva Virgen Extra
Sal


ELABORACIÓN:

1. Lo primero es cocer los guisantes si son frescos. Se cuecen en abundante agua, al vapor o en la olla rápida o en la Thx. También cuece en cazo aparte 1 par de huevos.

"Si no quieres complicarte puedes utilizar guisantes de lata de muy buena calidad, solo tienes que enjuagarlos muy bien y reservar."

2. Prepara una sartén con aceite de oliva, dora el ajo cortado en láminas, añade el jamón y a continuación los guisantes.

3. Saltea unas vueltas y añade el tomate, la sal y deja que se caliente y cueza ligeramente.

4. Sirve acompañado por el huevo cocido.





lunes, 4 de agosto de 2014

Ensalada de Pasta y Marisco con Salsa Rosa





Con el calor que esta haciendo apetecen cosas fresquitas que podemos dejar preparadas el día antes. Como ensaladas, frescas y sanas como esta ensalada de marisco, muy fácil de hacer y muy ligera.

Es una receta muy habitual en nuestras casas pero por si tu aún no te habías animado a hacerla aquí te la dejo tal y como la hago yo en casa.

Espero que disfrutes estos días de bochorno con esta ensalada.





INGREDIENTES (4 personas):

200 gr. de pasta vegetal
16 - 20  langostinos cocidos
16 tomatitos kumato mini
1 lata pequeña de aceitunas negras
3 rodajas de piña 
4 palitos de cangrejo grandes
1 melocotón 
Aceite de Oliva Virgen Extra
Sal


Para la Salsa Rosa:
4 cucharadas de mayonesa
2 cucharadas de ketchup



ELABORACIÓN:

1. Cuece la pasta en abundante agua hirviendo con sal. Enfría y reserva en un bol grande.

2. Una vez fria, añade al bol la fruta pelada y cortada en trozos. 

3. Añade los langostinos pelados y los palitos de cangrejo troceados.

4. Incorpora las aceitunas negras y los tomatitos partidos por la mitad.

5. Echa sal y aceite de oliva, remueve y conserva en la nevera hasta su utilización.

6. Acompaña de salsa rosa que harás mezclando la mayonesa con el ketchup.