miércoles, 31 de diciembre de 2014

Pollo al Horno en Adobo de Mostaza y Miel con Puré de Patata y Cebollino





Ya tenía ganas de hacer un pollo al horno al estilo Jamie Oliver, así que cuando empezaron las votaciones para este mes, no me lo pensé dos veces. Era mi oportunidad de hacer un pollo especiado, con hierbas y demás, aun a riesgo de que no gustara en casa por que no son muy de pollo (pechuga y alitas y poco más...)

Así que lo hice, con muchas ganas pensando en que tendria al menos 3 tuppers maravillosos para mis días de trabajo. Mi gozo en un pozo... Porque no sobró nada.

Una receta que bien podría servir para el día de año nuevo o para cualquiera de esas noches de invierno que apetece estar tomando una copa de vino al calor del horno.





Esta receta sirve también para un anoche como hoy, noche de despedidas, de dejar atrás lo bueno y lo malo del 2014. De dejar grabadas en la memoria las risas y las alegrías, de despedirse de todo lo que puedo haber sido y no fue y de todo lo que fue y no debió haber sido. Es momento de hacer balance, comprobar si los propósitos que nos hicimos a nosotros mismos hace justo un año, se llevaron a cabo o hay que volver a trabajar un poco más para conseguirlos.

Yo dejo un año con sus tristezas, sus pesares, sus nervios y sus ansiedades, pero también, dejo atrás un año bonito, con muchísimos momentos en familia, un año más viendo crecer a mis hijos, viendo crecer esto que hicimos hace ya un montón de años.

Un año en el que unos vinieron, pasaron y se fueron, otros que se fueron regresaron, y otros que estaban conmigo se marcharon.

Es momento de intentar tomarse un tiempo para pensar, un ratito en soledad, de mirarse adentro y sentir. Marcarse nuevas metas, nuevos proyectos, nuevas motivaciones que nos llenen de energía y nos han ponernos en movimiento. No hace faltan que sean grandes gestas, cuanto mas pequeñitas, serán más fáciles de cumplir, y te animarán a lograr otras mayores.

Ir al gimnasio, cuidarse más, hacer punto, tener más tiempo para leer, terminar ese álbum de fotos que aún está a medias, pintar un cuadro sin prisa, poner punto y final a ese libro arrinconado que dejaste de escribir, tener más tiempo para ti, tener más tiempo para quien amas, jugar más, reír mucho más, incluso llorar más, si como yo eres de las que apenas sabe hacerlo.

Es momento de tomarse la vida un poco menos en serio y disfrutarla mucho más.

Te deseo con todo mi corazón un feliz año nuevo 2015 y que esas pequeñas metas que te marques esta tarde, te den toda la satisfacción que te mereces.









INGREDIENTES (para 4 personas):

4 cuartos traseros de pollo troceados
4 dientes de ajo laminados
1 cucharada de mostaza de Dijón
2 cucharadas de miel
1 ñora seca picada fina (o chile rojo si te gusta picante)
4 ramitas de tomillo fresco (solo las hojas) y alguna ramita más para adornar
Aceite de Oliva Virgen Extra
Sal
Pimienta

Para el puré
1 kg de patatas (o si prefieres batatas)
1 cucharada de mantequilla
2 cucharaditas de cebollino fresco picado
50-100 ml. leche 
Pimienta y sal
1 poco de menta para adornar


Para la Salsa
1 cucharada de harina
100 ml. de vino blanco
300 ml. de caldo de pollo



ELABORACIÓN:


0. Precalienta el horno a 240º.

1. Salpimenta el pollo, practica cortes profundos en la carne y coloca una rodaja de ajo en cada uno de los cortes hasta completar los cuatro ajos. Coloca en una fuente apta para horno. Pon un chorrete de aceite.

2. Introduce la fuente con el horno precalentado y sitúala en la mitad del horno, con calor arriba y abajo. Deja que se haga media hora por un lado y otra media hora por el otro.

3. Mientras se hornea el pollo preparamos la salsa. Pon en un bol la mostaza, la miel, la ñora picada y el tomillo. Mezcla completamente y reserva.

"La receta original llevaba copos de chile, pero esta versión es apta para niños, así que lo sustituí por la ñora."


4. Cuando termine el tiempo, saca la bandeja de pollo, comprueba que está ya hecho (pincha la parte más gruesa y si el jugo sale transparente ya estará, si sale rosado hornea un poco más),  y baja la temperatura a 200º, pinta cada trozo de pollo con el adobo preparado, pintando por todas partes hasta terminar la salsa. Introduce nuevamente en el horno y deja que se dore durante 15 min. 

"Si tienes la opción de ventilador, termina de dorar la piel con el ventilador un par de minutos."


5. Retira de la bandeja de horno todo el liquido que ha soltado el pollo durante la cocción y cuela sobre una sartén, desgrasa lo máximo posible y pon a fuego medio.

"Mientras haces la salsa mantén el pollo tapado con papel de aluminio para evitar perder calor. La salsa se hace enseguida y a continuación se sirve todo."

6. Cuando comience a hervir, añade la harina, deja que se cocine unos minutos y añade el vino, deja que espese e incorpora poco a poco el caldo de pollo, lentamente para que se forme una crema espesa. Pon en una salsera.







Elaboración del puré (lo hago mientras se cuece el pollo)


1. Mientras el pollo se hornea, puedes ir preparando el puré. Bastará cocer unas patatas como más os guste, bien en agua, al microondas o al vapor."

"Personalmente me gusta cocer la patatas al vapor para que mantengan todo su sabor. Utilizó la thermomix para esto, pelo, lavo y troceo las patatas, pongo un litro de agua en el vaso y las patatas cortadas pequeñas en el recipiente varoma. Lo pongo en su posición y programo 30 min. temperatura varoma y velocidad 3."

2. Una vez cocidas, las pongo en un bol, se chafan con un tenedor o un prensapatatas. 

"Ten en cuanta que debe quedar un puré tosco, no una crema."

3. En una sartén pon la mantequilla y dora el cebollino picado finamente. Agrega al las patatas chafadas. Incorpora también pimienta, sal y leche para que quede cremosa.

4. Pon en una fuente para servir y adorna con la menta.











Por favor, visitad los blogs de mis compañeras de reto, que seguro que han hecho unas versiones fantásticas.