jueves, 4 de diciembre de 2014

Hojaldritos de Turrón de Alicante






A veces nos complicamos en exceso la existencia.

Muchas veces, creemos que lo difícil o lo muy elaborado es mejor y no valoramos las pequeñas cosas que en un momento pueden hacernos disfrutar de un pequeño bocado de placer junto una taza de té.

Es época de turrones, panettones, roscones de reyes...

Aun quedaba en casa un par de tabletas de turrón del invierno pasado. Quería darles utilizarlas en algo diferente, porque en casa muy de turrón no somos, algún pedacito de vez en cuando, pero nada exagerado.

Me encantan esos sabores, de almendras, de miel, de azúcar, pero se me hace pesado, en especial el turrón de Alicante, el duro que llamamos todos. Tan... duro.

Con estos hojaldritos, aprovecharás la tableta y disfrutarás de un bocado que combina muy bien entre el relleno y el hojaldre, no podrás resistirte ni a tomarlos aun templados.

Espero que te guste la idea.

Con esta receta participo en el Calendario de Adviento del blog Tu Cocina te Llama, en el que podrás descubrir fantasticas propuestas navideñas cada día de diciembre hasta el día de Navidad.





INGREDIENTES:

1 Plancha de hojaldre
1 tableta de turrón de Alicante
1 cucharadita de canela en polvo
1 cucharadita de jengibre en polvo
10 guindas en almíbar


ELABORACIÓN:

0. Precalienta el horno a 200º.

1. Extiende la lámina de hojaldre sobre un papel de horno.

2. Con ayuda de una picadora, robot o Thermomix, pica la tableta de turrón de Alicante (el duro).


"Piqué la tableta de turrón en la Thermomix, poniendo velocidad progresiva 7-10 hasta que se pulverizó."

3. Espolvorea el turrón pulverizado sobre la lámina de hojaldre.

"Yo me pasé de cantidad, pero para que te queden unos hojaldres más bonitos, espolvorea sin crear una capa densa como en mi caso. Aunque están deliciosos con toda la tableta de turrón pulverizado, no quedan muy bonitos."

4. Espolvorea también la canela y el jengibre. Añade las guindas picadas finamente.

5. A continuación, enrolla el hojaldre por el lado más largo y forma un rollo sin apretar mucho o no dejará crecer el hojaldre. Corta rodajas de 1 cm y medio aproximadamente y coloca dentro de papel rizado para magdalenas (adecuados a su tamaño).

"Los pongo en cápsulas de magdalenas porque des esta manera no se abre la espiral durante el horneado."

6. Pon las cápsulas sobre una bandeja de horno, baja la temperatura a 180º y hornea unos 25 min. o hasta que el hojaldre esté dorado.

7. Enfría sobre una rejilla (si puedes resistir la tentación).

"Para conservarlas, bastará que las pongas dentro de una lata."