jueves, 13 de febrero de 2014

Suspiros de Amantes de Teruel






Hacía muchos años que tenía esta receta en pendientes.

No se muy bien de donde salió, allá en la época en la que leía y leía mil y una recetas de MR. La verdad es que parecían tan fáciles de hacer y a la vez tan sofisticados...

Este año no he hecho tarta para los enamorados, ni cake pops, ni bombones. Este año no tengo mucho tiempo libre, así que en apenas 5 minutos ya tenía en el horno estas deliciosas tartaletas.

Son un bocado dulce creado en honor de los amantes más famosos después de Romeo y Julieta. Son españoles y de aquella época que tanto me gusta. Isabel de Segura (tengo una compañera que se llama así) y Diego de Marcilla, los amantes de Teruel, historia que tuvo lugar en la villa allá por el año 1200 y pico.

Las historia es muy bonita. Os la voy a resumir en un momento. Pero es preciosa, en serio.

Chica rica conoce a chico no tan rico. Se enamoran perdidamente, pero el padre de ella se niega a que su adorable hija se case con un hombre sin fortuna. Sin embargo, le promete la mano de su hija si se va a la guerra durante cinco años. Ella se recluye para serle fiel durante su ausencia. Hombre rico conoce a Isabel, también se enamora y pide su mano. Llegan noticias del frente, derrotados los soldados dan por muerto a Diego. Isabel se casa con el Sr. rico pero... Al día siguiente de la boda aparece Diego a pedir su mano y se entera que se acaba de casar. Le pide un beso a su amada, pues va a morir y aunque ella quiere dárselo, le debe fidelidad a su recién estrenado marido y le rechaza. Diego se va caminando y cae desplomado al suelo, muerto. Celebran el funeral e Isabel desconsolada besa los labios de Diego, cayendo muerta en el acto. El marido de Isabel, D. Pedro de Azagra, le da su anillo al pobre Diego y ordena enterrarlos juntos para que sigan unidos por toda la eternidad.

Una historia terrible, conmovedora, pero que salvo el final mortal de ambos se sigue dando en la actualidad, vamos, real como la vida misma ;)

Con esta receta un poquito tuneada en cuanto a presentación, os deseo que paséis un feliz y amoroso día de San Valentin, tanto si tienes pareja, como si no, porque es el día del amor en general. Si estás loca por tu marido, por ese chico que conociste en vacaciones, por ese compi de trabajo, por tus hijos, por tu madre...

¡Por la vida!

Porque estar por y para otro es uno de los mejores sentimientos que existen. Porque tienes un porque para vivir, una razón para sonreír y un anhelo por el que suspirar. Porque si además eres correspondida, el corazón no te cabe en el pecho, el tiempo se detiene entre tú y él, las horas pasan despacio, pausadas, placenteras, eternas... Y sentir que tu círculo se cierra con alguien especial, te hace sentir también especial, preciosa, completa... Porque amar y ser amado es de las mejores sensaciones que tu cuerpo y tu alma pueden sentir.








INGREDIENTES:


(Salen 48 tartaletas)

100 gr. de mantequilla 
2 huevos
50 gr. de azúcar
8 porciones de quesitos light
48 tartaletas de pasa quebrada

azúcar glass para decorar






ELABORACIÓN:

Elaboración con Thermomix.

1. Precalienta el horno a 180º.

2. En el vaso de la Thx añade la mantequilla, los huevos, el azúcar y los quesitos. Programa 5 minutos a temperatura  90º y velocidad 3.

"Mientras se hace la crema, prepara una bandeja o dos con las tartaletas."

3. En cuanto termine el tiempo, saca el vaso y con mucho cuidado ve rellenando cada tartaleta hasta el borde. 

"Es importante hacer esto cuando está caliente la crema, porque al enfriar espesa y quedarían con la superficie irregular. Hazlo sin prisa, pero sin pausa."

"Si quieres dibujar corazones rojos, solo tienes que reservar una cucharada de masa, colorearla muy bien con colorante alimenticio en gel de color rojo y cuando pongas la crema sobre las tartaletas pon un punto grande de masa roja y con un palito de madera arrastra la crema atravesando la mitad del círculo de arriba hacía más abajo del margen inferior del círculo y te saldrá el corazón."


4. Hornea durante 15 min. con calor arriba y abajo.

5. Saca las bandejas y deja enfriar completamente. Espolvorea con azúcar glass (o dibujar corazones de canela) para dar el toque final.

"Se conservan en el frigorífico. Para degustarlas sacar una hora antes de servir."






Elaboración sin Thermomix


1. Precalienta el horno a 180º.

2. Prepara una o dos bandejas con las tartaletas.

3. En un cazo a fuego medio pon la mantequilla, los quesitos, el azúcar y cuando esté algo templado añade los huevos y no dejes de remover con unas barillas hasta que la mezcla esté homogénea y sin grumos.

3. En cuanto termine de integrarse todo, retira del fuego y con mucho cuidado ve rellenando cada tartaleta hasta el borde. 

"Es importante hacer esto cuando está caliente la crema, porque al enfriar espesa y quedarían con la superficie irregular. Hazlo sin prisa, pero sin pausa."

"Si quieres dibujar corazones rojos, solo tienes que reservar una cucharada de masa, colorearla muy bien con colorante alimenticio en gel de color rojo y cuando pongas la crema sobre las tartaletas pon un punto grande de masa roja y con un palito de madera arrastra la crema atravesando la mitad del círculo de arriba hacía más abajo del margen inferior del círculo y te saldrá el corazón." 

4. Hornea durante 15 min. con calor arriba y abajo.

5. Saca las bandejas y deja enfriar completamente. Espolvorea con azúcar glass (o dibujar corazones de canela) para dar el toque final.

"Se conservan en el frigorífico. Para degustarlas sacar una hora antes de servir."