domingo, 25 de noviembre de 2012

Baklava Turco






Whole Kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de Noviembre nos invita a preparar un clásico persa Baklava.


El Baklava es un dulce típico turco que destaca por sus capas crujientes, y la mezcla de pistacho y miel tan característicos de la pastelería persa.

La historia del baklava se remonta a la antigua Mesopotamia, donde los sirios en el SVII a. C. colocaban unas capas de pan con nueces trituradas, este pan lo bañaban en un poco de miel y lo horneaban. 


Los mercaderes griegos, fascinados por este dulce, llevaron la receta a Atenas, donde se añadió la pasta filo en sustitución de la masa de pan, así consiguieron una masa fina como una hoja gracias a la gran técnica de pastelería que habían desarrollado. Según la tradición había que poner 33 capas de pasta en referencia a los años de Cristo en la Tierra.

Esta receta no es nada complicada. Pero lo que más me ha costado ha sido pelar los pistachos. Me dolían las yemas de los dedos y tuve que poner a todos en casa a trabajar para no eternizarme en la tarea. En mi visita este verano a Barcelona, nos acercamos al Mercat de la Boquería y una de las fotos que me llevé grabada en mi Iphone, fue en un puesto de frutos secos un cajón enorme de pistachos pelados y su prohibitivo precio de 62 eur.





¡Ahora entiendo el porque de semejante valor!



Ingredientes:

Para el Sirope

90 gr. de azúcar 
125 ml. de agua 

1 cucharada de zumo de limón 

1/2 ramita de canela 
2 tiras de cáscara de limón y 2 tiras de cáscara de naranja 
140 gr. de miel 



Para el relleno: 

30 gr. de azúcar 
1 cucharadita de ralladura de naranja 
1 cucharadita de ralladura de limón 
250 gr. de pistacho picado 



Para el pastel 

10- 12 hojas de pasta filo 
90 gr. de mantequilla derretida 



Elaboración:


Elaboración Tradicional:


1. Precaliente el honro a 165ºC. 


Preparación del Sirope.

1. Colocamos en un cazo todos los ingredientes del sirope y llevamos a fuego fuerte hasta que el azúcar se disuelva, una vez que se haya disuelto, retiramos y colamos. Dejar enfriar.


Preparación del relleno:

1. Picar los pistachos, machacamos con el azúcar y la ralladura. Reservamos. 


Montaje del pastel:

1. Preparar un molde de 20x20. Colocamos una hoja de pasta filo en el molde, pintamos con mantequilla, y volvemos a colocar otra hoja sobre la primera. Cubrimos con  un par de cucharadas del relleno. 

2. Repetimos la misma técnica hasta conseguir la altura deseada. Yo he hecho 4 capas de relleno. Terminar el montaje con 3 hojas de pasta filo. 

3. Con un cuchillo muy afilado, hacemos un corte en diagonal desde un extremo del pastel al otro extremo. Hacer otros dos cortes uno a cada lado de modo que vayamos dibujando rombos.


4. Hornear el baklava unos 35-40 minutos o hasta que esté dorado. 

5. Deslmoldar y bañar con el sirope. Dejar templar antes de servir. 




****


Elaboración con Thermomix:


1. Precaliente el honro a 165ºC. 



Preparación del Sirope.


1. Colocamos en el vaso de la Thermomix todos los ingredientes del sirope y programar 6 minutos, temperatura 100º y velocidad cuchara hasta que el azúcar se disuelva, una vez que se haya disuelto, retiramos y colamos. Dejar enfriar.


Preparación del relleno:

1. Lavar y secar el vaso de la Thermomix y poner los pistachos, Picar en velocidad 7 durante 6- 10 segundos (a nuestro gusto) junto con el azúcar y la ralladura de cítricos. Reservamos. 



Montaje del pastel:

1. Preparar un molde de 20x20. Colocamos una hoja de pasta filo en el molde, pintamos con mantequilla, y volvemos a colocar otra hoja sobre la primera. Cubrimos con  un par de cucharadas del relleno. 

2. Repetimos la misma técnica hasta conseguir la altura deseada. Yo he hecho 4 capas de relleno. Terminar el montaje con 3 hojas de pasta filo. 

3. Con un cuchillo muy afilado, hacemos un corte en diagonal desde un extremo del pastel al otro extremo. Hacer otros dos cortes uno a cada lado de modo que vayamos dibujando rombos.


4. Hornear el baklava unos 35-40 minutos o hasta que esté dorado. 

5. Deslmoldar y bañar con el sirope. Dejar templar antes de servir. 




lunes, 19 de noviembre de 2012

Bundt Cake de Christkindl Glühwein (Bundt Cake de Vino Especiado de Navidad)






Este año me regalaron una botella de Christkindl Glühwein

Este es un vino especiado que se toma caliente y es muy típico tomarlo en los mercadillos navideños de Alemania, para combatir las bajas temperaturas invernales.

Tiene la característica de ser un vino dulce, similar al que se prepara en Castilla y León durante la mantanza. Y al ser dulce y estar caliente, entra muy bien, lo que te anima a seguir tomando hasta achisparte.

Así que, tanto si tenéis la ocasión de tomarlo en el lugar geográficamente adecuado (es decir, en eso preciosos mercados navideños de centro Europa) como si os lo preparáis para tomarlo en casa, hacedlo con mesura.

Este Bundt Cake vestido de fiesta es ideal para acompañar un desayuno o un café de media tarde en torno a una mesa cálida rodeado de buenos amigos y de risas.

El espíritu de la navidad empieza a asomar su naricilla poco a poco a mi hogar.


Ingredientes:

4 huevos
200 gr. de azúcar

200 gr. de mantequilla a temperatura ambiente

100 gr. de chocolate puro al 70%
210 gr. de harina
120 gr. de vino Christkindl Glühwein
1 sobre de levadura química

Para el Glaseado
2 cucharadas de agua
6 cucharadas de azúcar glas
Esencia de naranja




Elaboración:

Elaboración Tradicional.

1. Precalentar el horno a 180º.

2. Poner en un bol los huevos y el azúcar y batir con ayuda de una batidora con barillas o a mano, hasta que los huevos blanquen y doblen su volumen

3. Añadir la 180 mantequilla fundida y mezclar.

4. Poner en un bol el chocolate con 20 gr. de mantequilla y fundir en el microondas. Mezclar e incorporar al bol junto con el vino y mezclar suavemente con las barillas.

5. Incorporar la harina con la levadura y mezclar con movimientos envolventes ayudándonos de una espátula.

6. Verter la masa sobre un molde para bundt cake previamente engrasado.

"Yo he usado un molde de silicona, así que antes de echar la mezcla he puesto el molde sobre una bandeja de horno para evitar accidentes durante la manipulación del molde."

7. Llevar el molde al horno y hornear sin aire, durante 40-45 minutos. 

"Mientras tanto ponemos en un bol los ingredientes para la glasa de naranja y lo batimos muy bien con un batidor de mano o como yo, con el accesorio picador de mi batidora. No debe quedar muy líquido ni muy espeso para que quede un dibujo bonito sobre el bizcocho. Si está líquido incorpora una cucharada de azúcar y en caso contrario incorpora cucharita de agua hasta obtener la textura que más te guste."


8. Dejar enfriar sobre una rejilla, desmoldar y adornar con la glasa.



Elaboración en Thermomix.


1. Precalentar el horno a 180º.


2. Poner en el vaso los huevos y el azúcar y batir 2 minutos a velocidad 2.



3. Añadir la 180 mantequilla y mezclar durante 1 minuto,  temperatura 37º y velocidad 3.


4. Poner en un bol el chocolate con 20 gr. de mantequilla y fundir en el microondas. Mezclar e incorporar al vaso de la Thermomix junto con el vino y mezclar durante 10 segundos a velocidad 3.

5. Incorporar la harina con la levadura y mezclar 10 segundos a velocidad 3. Terminar de mezclar con movimientos envolventes ayudándonos de una espátula.

6. Verter la masa sobre un molde para bundt cake previamente engrasado.

"Yo he usado un molde de silicona, así que antes de echar la mezcla he puesto el molde sobre una bandeja de horno para evitar accidentes durante la manipulación del molde."

7. Llevar el molde al horno y hornear sin aire, durante 40-45 minutos. 

"Mientras tanto ponemos en un bol los ingredientes para la glasa de naranja y lo batimos muy bien con un batidor de mano o como yo, con el accesorio picador de mi batidora. No debe quedar muy líquido ni muy espeso para que quede un dibujo bonito sobre el bizcocho. Si está liquido incorpora una cucharada de azúcar y en caso contrario incorpora cucharita de agua hasta obtener la textura que más te guste."

8. Dejar enfríar sobre una rejilla, desmoldar y adornar con la glasa.


domingo, 18 de noviembre de 2012

Pan Ciabatta o Chapata






Whole Kitchen en su Propuesta Salada para el mes de noviembre nos invita a preparar un clásico italiano "Ciabatta”.

Es la segunda vez que pruebo a hacer pan Chapata. 

La primera vez fue un fracaso, porque lejos de salir unos panes llenos de miga, salieron unos panes planos y con un interior completamente apelmazado.

Cuando vi la propuesta de Noviembre del CWK no podía creer que fuera Chapata. No me apetecía nada la verdad, pero como me gusta volver a intentar los imposibles hasta que por fin salen... me puse manos a la obra.

La ciabatta o chapata, el cual fue inventado por Arnado Cavallar en los años 80, y muy popularizado en el resto del mundo a partir de los 90. Se dice que recibe este nombre porque el aspecto del mismo se parece a una zapatilla 

Es un pan fácil de preparar y gracias a su largo tiempo de fermentación y al alto contenido de humedad producen este pan tan ligero, de exclusiva textura abierta y porosa. 

La auténtica ciabatta requiere una masa muy húmeda que puede ser dificil de manipular y debe comenzar a prepararse con un día de antelación. No intentes añadir más harina para que la masa sea más maleable, y evitar trabajar la masa en exceso. 

Una vez que la masa haya fermentado durante un tiempo prolongado, deberás manipularla con mucha suavidad (como si acariciases s a un bebé, eso dicen en Italia), de manera tal que no se deshinchen las preciadas burbujas de aire. 

Para mi mala suerte, tuve que cortar la fermentación y no ha salido como debiera, pero se que esta receta me saldrá la próxima vez. Los panes requieren tiempo y cariño, y cariño le doy mucho pero de tiempo voy escasa. 

La próxima ocasión que lo haga, será sin interrupciones y se que saldrá, porque a pesar del corte en los mismos que tuve que darle, el resultado ha sido bastante aceptable, pero mejorable :)

Aquí tenéis un detalle del tiempo que necesitaréis para su elaboración. 

1. Comienzo: Masa madre, 12 horas o toda la noche para más comodidad. 
Fermentación inicial: 3 horas 
Fermentación final: 20 minutos 
Horneado: 30 minutos 



Ingredientes: 

Para la masa madre 

2,5 gr. de levadura fresca 
150 ml. de agua 
3 cdas. de leche tibia 
1/4 cdta. de miel o azúcar granulada 
150 gr. de harina de fuerza 


Para la masa 

2,5 gr. de levadura fresca 
250 ml. de agua 
1/2 cda. de aceite de oliva 
350 gr. de harina de fuerza 
1 y 1/2 cdta. de sal 


Elaboración: 

Noche anterior: Preparar la masa madre: 

1. Disuelve la levadura en un bol con el agua y la leche templadas. Déjalo reposar durante 5 minutos. Después, incorpora la miel y muévelo hasta que se disuelva. 

2. Mezcla la harina para formar una masa floja. Tapa el cuenco con un paño de cocina y deja fermentar durante 12 horas o toda la noche. 


Para hacer la masa: 

1. Disuelve la levadura en un cuenco pequeño con agua. Deja durante 5 minutos revolviendo hasta que se disuelva. 

2. Añade esta mezcla junto con el aceite de oliva al bol de la masa madre y mezcla bien. 

3. Incorpora la harina con la sal y mezcla con los dedos hasta formar una masa húmeda y pegajosa. Bate sin parar con una cuchara de madera durante 5 minutos (o con un robot de cocina como la KA) la masa quedará esponjosa y empezará a despegarse, pero seguirá demasiado blanda para amasar. 






4. Tapa el bol con un paño de cocina y deja fermentar durante 3 horas o hasta que la masa triplique su tamaño y se llene de burbujas de aire. Enharina generosamente dos placas de hornear y prepara harina adicional para hundir las manos en ella. 

5. Divide la masa por la mitad mientras esta en el cuenco. Volcar la mitad de la masa sobre una de las placas de hornear perfectamente enharinada. 

6. Con las manos bien recubiertas de harina, forma un pan rectangular, de aproximadamente 30 cm. de largo. Espolvorea el pan y las manos nuevamente con harina. Acomoda y engrosa recorriendo los costados con los dedos y llevando suavemente hacia adentro de la masa por debajo. Repite todo esto con la otra mitad de la masa. 

"Tuve que salir el día que estaba levando la masa y no pude hornearla como hubiera sido lo correcto así que introduje la masa en el frigo para parar el levado y lo retomé al día siguiente, pero la masa no levó tanto como debería así que salió únicamente un solo pan con poco volumen."

7. Precalienta el horno a 220º. 

8. Sin tapar, deja fermentar los panes unos 20 min. 

"Se desparramarán y aumentarán de volumen."

9. Horneado durante 30 minutos hasta que los panes se hinchen, adquieran un color dorado y suenen a hueco cuando los golpees en la base. Enfriar sobre una rejilla metálica.